Inicios de construcciones de casas en EEUU caen; permisos cerca de máximos 13 años

REUTERS

Los inicios de construcción de casas en Estados Unidos cayeron menos de lo esperado en enero y los permisos de edificación treparon a cerca de un máximo de 13 años, apuntando a una sostenida fortaleza del mercado inmobiliario que podría apoyar la expansión económica del país, la más larga de su historia.

Otro reporte publicado el miércoles mostró que el mes pasado los precios al productor subieron a su mayor ritmo en más de un año, impulsados por el alza en los costos de servicios como el cuidado de la salud y las reservas hoteleras.

Ambos informes podrían sustentar el deseo de la Reserva Federal de mantener sin cambios las tasas de interés, al menos durante este año, luego de rebajarlas tres veces en 2019.

Los inicios de construcciones de casas bajaron un 3,6% a una ritmo anual desestacionalizado de 1,567 millones de unidades el mes pasado, dijo el Departamento de Comercio. La cifra siguió a tres incrementos mensuales sucesivos.

Los datos de diciembre fueron revisados al alza para mostrar que las construcciones crecieron a un ritmo de 1,626 millones de unidades, su mayor nivel desde diciembre de 2006, en lugar de los 1,608 millones de unidades reportadas inicialmente.

Economistas consultados por Reuters habían anticipado que los inicios de construcciones crecerían a un ritmo de 1,425 millones de unidades en enero.

Los permisos de construcción, en tanto, aumentaron un 9,2% a 1,551 millones de unidades en enero, su mayor nivel desde marzo de 2007, impulsados por incrementos en los segmentos de viviendas unifamiliares y multifamiliares.

El mercado inmobiliario sigue firme, apoyado por las tasas hipotecarias más bajas en más de tres años. Si bien el sector representa un 3,1% del Producto Interno Bruto, tiene una enorme impronta en la economía.

La estabilidad del mercado inmobiliario podría ayudar a mantener la expansión económica más larga de la que se tiene registro -ahora en año once- en el país, en medio de los riesgos por el coronavirus, el menor gasto del consumidor y la floja inversión empresarial.

Un sondeo publicado el martes mostró que en febrero la confianza entre los constructores se acercó a un máximo de dos años. Pero las inmobiliarias siguen quejándose de que «una escasez de trabajadores de la construcción y la falta de lotes están frenando la producción de viviendas asequibles en las comunidades locales del país».

El Departamento del Trabajo dijo el miércoles que su índice de precios para la demanda final subió un 0,5% en enero, el mayor avance desde octubre de 2018, tras un alza de 0,2% en diciembre.

En los 12 meses a enero, el IPP avanzó un 2,1%, su mayor incremento desde mayo, después de subir un 1,3% en diciembre. Economistas consultados por Reuters esperaban un avance de 0,1% en enero y una subida de 1,6% en base interanual.

Excluyendo los volátiles precios de los alimentos, la energía y los componentes de servicios comerciales, los precios al productor aumentaron un 0,4%, el mayor crecimiento desde abril, después de subir 0,2% en diciembre.

El llamado índice de precios al productor subyacente subió un 1,5% en los 12 meses a enero, igualando el alza de diciembre.

Visits:125 Visits: 1 Visits: 481120

Deja un comentario

Cerrar menú