Fiscalía de Colombia investiga excomandante militar por acusaciones de interceptaciones ilegales

REUTERS

La Fiscalía General de Colombia anunció el lunes una investigación a un excomandante del Ejército, que recientemente dejó su cargo, para establecer su posible responsabilidad en una serie de interceptaciones ilegales de comunicaciones a políticos, magistrados, militares y periodistas.

El proceso contra el general retirado Nicacio de Jesús Martínez, quien dejó el cargo de comandante del Ejército a finales de diciembre, se inició después de que la revista Semana denunció una serie de interceptaciones ilegales para espiar a políticos, magistrados, generales y periodistas desde cuarteles militares, lo que según la publicación precipitó su salida.

«La Fiscalía hoy comienza indagación en relación con estos hechos», dijo en rueda de prensa el fiscal general encargado, Fabio Espitia.

Las interceptaciones ilegales han sido recurrentes en Colombia en los últimos años, pero las investigaciones para tratar de identificar y sancionar a los responsables no han prosperado. Los delegados del Gobierno en la negociación de paz con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunciaron haber sido espiados.

Después del anuncio de la indagación en su contra, el militar retirado negó en un comunicado su responsabilidad en actividades ilegales y anunció acciones legales contra quienes lo acusan.

«Me encuentro totalmente ajeno a este tipo de acciones ilegales e injuriosas», aseguró Martínez, quien según el Gobierno del presidente Iván Duque fue relevado de su cargo después de que lo solicitó por razones personales.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que el Gobierno rechaza cualquier persecución, seguimiento o interceptación ilegal y ordenó una auditoria a las actividades de inteligencia y contrainteligencia del Ejército en los últimos 10 años.

«De hallarse que si hubo irregularidades, el Gobierno exige que los responsables sean sancionados de manera ejemplar», advirtió Trujillo.

Martínez asumió el cargo de comandante del Ejército en diciembre de 2018 y su gestión de un año estuvo marcada por escándalos y acusaciones, incluida una polémica directriz que exigía a los comandantes de unidades militares aumentar sus resultados, lo que amenazaba con aumentar las violaciones a los derechos humanos, según grupos como Human Rights Watch.

Visits: 7

Deja un comentario

Cerrar menú